La directora mundial de OH anticipa el éxito del festival valenciano de arquitectura que se celebrará el 3-5 de mayo

Victoria Thornton, fundadora y directora de Open House Worldwide, destaca su ilusión ante la puesta en marcha de Open House Valencia 2019.

Thornton afirma que Valencia es un ejemplo de cómo pasado y futuro se conjugan para mejorar la vida de sus habitantes.

 

Open House Worldwide es la organización global que tutela la convocatoria de los distintos certámenes internacionales de Open House. La última ciudad en llegar a este prestigioso club tras años organizando el festival global de arquitectura en Nueva York, Sidney o Londres es Valencia, que por primera vez celebra su Open House el próximo fin de semana del 3 al 5 de mayo. Open House se fundó en Londres en 1992 con el objetivo de fomentar una mejor comprensión de la arquitectura fuera de la profesión. El núcleo de esta idea radica en la experiencia directa de los propios edificios, accesibles de forma gratuita para todos y con oportunidades para aprender, discutir y debatir con expertos y ciudadanos por igual.

 

La directora y fundadora de Open House Worldwide, Victoria Thornton, habla por primera vez en la antesala del certamen valenciano. Para Victoria Thornton “el objetivo del concepto Open House es principalmente fomentar que los ciudadanos entiendan mejor la arquitectura de su ciudad. Hay principios fundamentales que todas nuestras ediciones deben respetar: la necesidad de fomentar el aprecio, la comprensión y el aprendizaje entre los ciudadanos de las ciudades, junto con el valor de la excelencia arquitectónica y el diseño contemporáneo de calidad”.

 

Para Thornton, “Valencia ha demostrado cuidar su entorno físico. Además, es ejemplo de cómo el futuro y el pasado pueden mejorar la calidad de vida de sus habitantes a través de su arquitectura, uno de los valores que exigimos en Open House”. La directora del festival internacional, que lideran en su versión valenciana los arquitectos Mariano Bolant y Javier Domínguez, asegura que “el festival es un escaparate de la arquitectura y los barrios valencianos abierto a toda la sociedad, al mismo tiempo que fomenta el dialogo entre los propietarios y arquitectos de los edificios y los visitantes del festival”.

 

El festival valenciano, que ha logrado el apoyo de las instituciones públicas y de importantes patrocinadores privados, está gestionado por la Asociación Española del Paisaje Urbano, la organización que dirigen los dos arquitectos Bolant y Domínguez con el asesoramiento jurídico e institucional del abogado Jesús Bonet.

 

En la recta final de los preparativos, el éxito ya está asegurado con la gran cantidad de voluntarios inscritos -más de 400-, con la afluencia masiva a la fiesta de Bienvenida en el Centre del Carme -más de 1000 personas- y con la gran expectativa creada. Ahora el reto está en su consolidación. Para la directora internacional del festival “la sociedad cree que lo más importante de OH son los edificios, pero lo cierto es que hay tres aspectos fundamentales: la increíble respuesta del público por ver cómo es físicamente la ciudad a través de la arquitectura, la pasión y la dedicación no solo de los organizadores, sino también de los voluntarios y, por último, la calidad de la arquitectura que se ha construido a lo largo del tiempo”.

 

Thornton añade que, para fomentar el interés por la arquitectura, “la mayoría de las ocasiones, los ciudadanos sienten la arquitectura como algo ajeno a ellos. Sin embargo, esto no significa que los ciudadanos no hayan querido comprender, explorar y entablar diálogos sobre esta materia. OH ofrece la oportunidad de acercar la arquitectura a la sociedad, accediendo gratuitamente a los edificios, algo que consideramos fundamental desde la organización”.

Sin comentarios

Deja tu comentario

Trece + Ocho =